jueves, 18 de febrero de 2010

Tres crucifixiones

El influjo de la técnica de la fotografía como fotograma ha sido poco aprovechada en el mundo del séptimo arte. Chris Marker con su cortometraje La jetée (1962), colgado en este blog y en la red de vídeos más conocida, inició una brillante historia apoyándose en esta compleja y difícil técnica que dio unos resultados maestros. Fuente de inspiración para el largo 12 monos (1995) de Terry Gilliam, ha cristalizado una influencia para articular el discurso de un cortometraje español, mencionado en una anterior entrada, pero no colgada en este espacio. Me estoy refiriendo a Tres crucifixiones en el parque del Retiro de Antonio Sanmartín Atienza, quien usa una cámara digital.



Recuperemos en esta misma entrada la base sobre la que se apuntala este corto, el premiado trabajo de Marker, considerado en este blog como mejor cortometraje, La jetée, dividido en 3 partes:






Aunque la obra de Marker no tuvo una influencia notable en su forma de utilizar la cámara, sí lo tuvo en su estética y en su estructura narrativa, como lo demuestra el film The jacket (2005) de John Maybury.

4 comentarios:

  1. Hola!!!
    Buen día mi nombre es Tatiana soy administradora de un directorio de webs y blogs, estuve visitando tu página y
    me parece muy interesante, me gustaría contar con ella en mi directorio, si así lo deseas no dudes en escribirme
    tajuanchita@gmail.com
    Un beso. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Pues ya por fin (gracias) he visto La Jetee, y ya de paso Tres Crucifixiones y la verdad es que me alegro mucho de que Terry Gilliam hiciese el largo 12 Monos de esa buena historia, que me ha sabido a poco, probablemente porque ya había visto 12 Monos, pero bueno.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Cada vez que veo La jetée confirmo que me gusta más y más.

    gracias por subirla y por el corto de Las Tres Crucifixiones.

    un saludo a ti y a tu gran blog.

    ResponderEliminar
  4. -Tatiana, ok, ahora me lo apunto.
    ¡Saludos!

    -Oskar108, es muy probable que al ver antes "12 monos" el corto de Marker no te parezca del todo desarrollado, pero es que Gilliam estira la historia sintética de "La jetée". Para mí, sigue siendo el mejor cortometraje de todos los que haya podido ver nunca.
    ¡Saludos!

    -Anónimo, ¡bienvenid@ al blog! Nunca cansa este corto porque es pura magia y maestría. Una joya.
    Gracias por tu visita y recibe un gran saludo.

    ResponderEliminar